TIVIT LATAM BLOG

Últimas Publicaciones

Populares

Búsqueda por categoría
TIVIT Latam
Por
junio 11, 2018

Entienda la diferencia entre Cloud y Hosting

En tiempos de crisis y presupuestos apretados empresas de todos los tamaños, y hasta startups, buscan formas eficientes para atender sus necesidades de hospedaje.

 

Con la llegada del cloud computing, una nueva posibilidad de hospedaje nació, diferente del modelo tradicional de hospedaje que el mercado conocía como hosting. Aunque la nube no sea más novedad, algunos profesionales todavía confunden ambos servicios de hospedaje. Por eso en este artículo, vamos a explicar las principales diferencias entre ellos.

Hosting u hospedaje tradicional

Conocemos el hosting u hospedaje tradicional, como una forma de ofrecer recursos exclusivos en un ambiente que hospeda aplicaciones, soluciones de TI o activos, donde la responsabilidad de administrar tareas de manutención y conservar todo funcionando es papel de la empresa que ofrece ese tipo de hospedaje.

 

Para eso la empresa que provee servicios de hosting dispone la infraestructura, como por ejemplo el Data Center para almacenar datos de su cliente protegiendo, replicando y garantizando la seguridad de esas aplicaciones. Existen dos formas de hosting; el hospedaje dedicado o el compartido.

Hospedaje dedicado:

En este modelo una empresa paga los recursos completos de uno o más servidores de un proveedor de servicios. El cliente tiene una cantidad definida de ancho de banda dedicado, CPU, RAM y espacio en la unidad y tiene control total sobre los recursos de los servidores.

Hospedaje compartido:

Ya en el hospedaje compartido, como el propio nombre lo dice, usted paga por una cantidad definida de almacenamiento en un único servidor y los servicios de ese servidor son compartidos, estando la responsabilidad de la administración, manutención y actualización a cargo de la empresa que hospeda.

 

Este modelo de hosting es común entre pequeñas y medianas empresas, por ser un modelo económico y de baja manutención para hospedar por ejemplo un sitio o aplicaciones.

Características del Hosting

En el modelo tradicional de hospedaje, principalmente el compartido, los recursos de un único servidor son compartidos entre diferentes clientes, y si por casualidad el servidor enfrenta algún problema técnico o alguna falla, todos los hospedados pueden ser afectados.

 

Tal vez el desempeño podrá ser reducido en caso de picos de tráfico de datos. Además, con el hosting usted paga por una cantidad predefinida de almacenamiento y procesamiento, lo que puede ser interesante para empresas con un flujo previsible de tráfico.

 

En el caso de que este no sea su modelo de negocio o su tráfico sea inestable y pueda aumentar rápidamente, como ocurre por ejemplo en e-commerce cuando realiza alguna promoción o alguna baja en el dólar, usted puede sorprenderse negativamente con la respuesta de este tipo de almacenaje.

 

En estos casos, será necesario adaptarse comprando espacio adicional en el servidor para aumentar su almacenamiento y poder de procesamiento, pero en el caso de que  el tráfico vuelva a lo normal, usted pagará el precio por un período que no fue utilizado.

Hospedando en cloud

Hablamos bastante aquí sobre cloud computing, que nada más es que el almacenamiento de datos y aplicaciones en la nube, que ofrece un nivel de escalabilidad mayor que el hospedaje tradicional. Es un modelo de computación basado en compartir recursos, que no exige servidores locales para lidiar con los datos.

 

Los proveedores de nube ofrecen su espacio de almacenamiento virtual sobre demanda, conforme la necesidad del cliente. En vez de que usted pague por una cantidad fija de espacio inicial con el modelo hosting, usted paga por lo que realmente usa, hablando del modelo de nube pública.

 

Utilizando la nube, la carga es equilibrada en el cluster de varios servidores. Las informaciones y aplicaciones contenidas en esos servidores son espejadas en todo el cluster, lo que significa que si un servidor individual cae, no hay pérdida de informaciones o tiempo de inactividad.

 

Esta redundancia aumenta la elasticidad de la nube tornando este servicio más resistente. Con la nube es muy difícil que problemas con aplicaciones o datos afecten su rendimiento.

Características de Cloud Computing

Elasticidad - Cuando hablamos de aumento de elasticidad, que es uno de los principales beneficios encontrados en los servicios de nube, nos referimos al aumento de la capacidad de almacenamiento y procesamiento de datos, además de una reducción de estructura de forma simple.

 

O sea, la nube es capaz de trabajar de acuerdo con la demanda que su empresa tiene, aumentando o disminuyendo de una manera fácil su capacidad de almacenamiento.

 

Escalabilidad - Con una gran variedad de formatos y escopos de servicios las soluciones en nube permiten que su negocio sea escalable, contratando servicios a medida que son necesarios, sin obligación de gran inversión de una sola vez ni corriendo el riesgo de operar con una estructura inferior a sus necesidades reales.

 

Pague por el uso y reduzca costos - Como la estructura usada tiene toda esta escalabilidad y elasticidad de uso, su costo sigue la misma premisa, o sea, usted solo paga por aquello que efectivamente consume y eso impacta positivamente su negocio o su operación.

 

Con la computación en nube es posible distribuir mejor la inversión de acuerdo con lo que su empresa realmente va a utilizar. Sabiendo administrar los servicios la reducción de costos con infraestructura son bastante perceptibles.

Conclusión

Al comparar hosting y cloud computing, el modelo de cloud que se aproxima de esta comparación sería el IaaS (Infraestructure as a Service), infraestructura como servicio, que abriga, ejecuta y mantiene todo el hardware que el cliente necesita pagando solo por los recursos utilizados. Un ejemplo interesante para comparar esta situación es la forma que pagamos por la electricidad en nuestras residencias ya que pagamos apenas lo que consumimos.

 

Una de las principales diferencias entre los modelos es que el cloud puede ser más rápidamente escalable que el hospedaje tradicional. Si una aplicación o sitio recibe más o menos tráfico, los servidores de nube escalan para arriba y para abajo automáticamente, sin la necesidad de agregar o remover manualmente el espacio en el servidor.

 

Hablando en cuestiones contractuales, con el hosting es más fácil que la empresa que ofrece el servicio se adecue a los términos contractuales que el cliente que está contratando necesita. Ya con los proveedores públicos de cloud, los contratos son rígidos y suelen seguir un mismo patrón para cualquier cliente.

 

Sea cual fuere el camino que su empresa opte, es necesario tener la certeza de que todas sus necesidades serán atendidas, sea en el modelo tradicional de hosting o con la nube.

 

¿Le gustó nuestra publicación?

¿Quiere entender un poco más sobre proveedores de cloud?

 

New call-to-action

Recibir noticias

New call-to-action
Acceso ahora >>
New call-to-action

Comentarios