TIVIT LATAM BLOG

Últimas Publicaciones

Populares

Búsqueda por categoría
TIVIT Latam
Por
septiembre 21, 2018

¿Google Cloud o Softlayer? Comparamos los proveedores

Continuando con nuestra serie comparativa de proveedores, exploramos esta vez los servicios de Cloud Computing de Google y de Softlayer (que en breve será totalmente integrada al Bluemix de IBM). Aun siendo dos proveedores con propuestas bien diferentes, ambos compiten en un área en común, la comunidad DevOps. Por eso la importancia de compararlos.

 

Empezaremos nuestro análisis  por Engine de la gigante Google:

 

¿Google Cloud o Softlayer?

Google

Google empezó a ofrecer sus paquetes de nube (Google Cloud Platform) a mediados de 2013 y a partir de ahí comenzó a competir principalmente con los servicios de AWS y Microsoft Azure.


Google Cloud Platform es un conjunto de servicios de computación en nube pública que incluye una gama de servicios hospedados de computación, almacenamiento y desarrollo de aplicaciones que son ejecutados en el hardware de Google.


Sus servicios pueden ser accedidos por desarrolladores de software, administradores de nube y otros profesionales de TI a través de Internet pública o a través de una conexión de red dedicada. El core de los servicios de computación en nube de Google Cloud Platform es:


Google Compute Engine: Una infraestructura como servicio (IaaS) que ofrece a los usuarios el hospedaje de workloads desde máquinas virtuales.


Google App Engine: Una plataforma como servicio (PaaS) que posibilita el acceso a un hospedaje escalable de Google a los desarrolladores, que a su vez pueden también usar un kit de desarrollo de software (SDK) para desarrollar softwares que son ejecutados en el App Engine.


Google Cloud Storage: Una plataforma de almacenamiento en nube proyectada para almacenar conjuntos de datos grandes y no estructurados. Google también ofrece opciones de almacenamiento de banco de datos, incluyendo Cloud Datastore para NoSQL y banco de datos Cloud Bigtable.


Google Container Engine: Un sistema de gestión y orquestación para containers Docker que son ejecutados dentro de la nube pública de Google. Google Container Engine se basa en el mecanismo de orquestación container Google Kubernetes.


Google Cloud Platform incluye también servicios de nube para el procesamiento de datos y análisis, como el Google BigQuery para consultas SQL. Además, el Google Cloud Dataflow es un servicio de procesamiento de datos destinado al análisis, extract transform and load (ETL) y proyectos computacionales en tiempo real. La plataforma también incluye Google Cloud Dataproc, que ofrece servicios Apache Spark y Hadoop para procesamiento de big data.


La plataforma Google Cloud está en constante evolución y ellos periódicamente han introducido, alterado o descontinuado sus servicios con base en la demanda del usuario o presiones competitivas.


Por otro lado, la lista de productos de Google Cloud Platform es mucho menor y principalmente, enfocada en los servicios IaaS y PaaS clásicos. Este último es probablemente el sector donde Google concentró la mayor parte de sus esfuerzos, dado que Google App Engine fue el primer servicio lanzado en GCP.


Por otro lado, usted puede encontrar el usual IaaS - computación, almacenamiento de objetos, relacionales y no relacionales así como bancos de datos  y otros servicios para DNS y Endpoints. La diferencia entre los dos competidores es enorme en este aspecto.


Con un foco muy fuerte en Plataformas y Desarrolladores, los servicios de nube prestados por GCP pueden ser suficientes para atender las necesidades más comunes de este público.

 

Google Cloud Plataform

Google Cloud Platform

Un área donde Google es particularmente fuerte es Big Data. No es ninguna sorpresa que una empresa como Google pueda utilizar toda su experiencia en el sector entregando buenos productos de análisis de datos.


Un buen ejemplo es el BigQuery que permite que usted analice grandes cantidades de datos en un tiempo muy corto, aun proveyendo informaciones en tiempo real sobre sus conjuntos de datos. De forma bastante sorprendente para un servicio tan complejo podemos decir que también  es fácil de implementar.

Ventajas

  • Creación de ambientes de forma rápida
  • Máquinas personalizables en nivel máximo
  • Soportan Linux y Windows
  • Buena base de conocimiento para soluciones de problemas
  • Buen nivel de Seguridad
  • Precios competitivos

Desventajas

  • Necesitan mejorar el soporte y tiempo de respuesta
  • Sus soluciones todavía están pasando por procesos de optimización
  • La migración de aplicaciones todavía es un proceso demorado

Softlayer

La plataforma de SoftLayer es proyectada con énfasis en la infraestructura y Dev-Ops. El público objetivo de este proveedor son los profesionales y empresas con este foco, Softlayer construye sus productos dando completo acceso  y control sobre la infraestructura al mismo tiempo que integra otras soluciones y servicios de IBM, empresa propietaria de este proveedor.


Con foco en automatización, gestión de los propios servidores, almacenamiento, y los propios recursos de hardware de seguridad, uno de los grandes diferenciales de Softlayer es el hecho de que los servicios de nube pública comparten la misma infraestructura de los ambientes de alta disponibilidad de IBM.


Construido sobre una API abierta, los servicios poseen una excelente integración con aplicaciones. La documentación de las APIs han sido un destaque en los servicios de Softlayer. Cada servidor está conectado a tres redes físicas distintas, de modo que, el tráfico de red de gestión público-privada es segmentado. El soporte técnico especializado está disponible para todos los clientes, 24x7x365 - sin costo.


Softlayer ha apostado bastante al aprovisionamiento de servidores bare metal tanto vía portal como por API. Es posible implantar servidores bare metal de la misma forma que Google y otros proveedores lo hacen con servidores de nube pública (aunque los servidores bare metal llevan más tiempo de  implementación que los servidores virtuales).


Con el Cloud IBM Softlayer el cliente tiene mayor posibilidad de elección y control en sus ambientes de nube, pudiendo elegir desde el Hypervisor hasta la instancia virtual.


Otro detalle importante es que la arquitectura de red de Softlayer es única. Los clientes pueden encomendar un servidor en Dallas y otro en Hong Kong y esos dos servidores pueden comunicarse directa y libremente a través de una red privada, sin interferir en el tráfico de la red pública de los clientes.

Ventajas

  • Excelente API
  • Servicios de nube pueden ser fácilmente conectados a soluciones de hardware (Firewall por ejemplo)
  • Soporte Gratuito
  • Buena base de conocimiento para solución de problemas
  • Aprovisionamiento de Servidores Bare Metal
  • Precios competitivos
  • Factura en moneda local

Desventajas

  • Tiempo de implementación lento
  • Complejidad en la gestión de servicios híbridos (backup por ejemplo)
  • Catálogo de Productos de PaaS todavía limitado (Será resuelto con la integración con el Bluemix)
  • Sus soluciones todavía están pasando por procesos de optimización

Conclusión

La estrategia de IBM es, en realidad, diferente de los otros proveedores de mercado de infraestructura en nube. El negocio de Softlayer está radicalmente volcado a un hospedaje dedicado - principalmente para clientes de pequeñas empresas con uno o dos servidores (un negocio sensible al alto costo), aunque posean algunos clientes con gran número de servidores (juegos, e-commerces y así por delante). Softlayer está enfocada en suministrar en forma rápida el hardware de una manera totalmente automatizada.


IBM decidió hacer algo muy incomun: capitalizar las fuerzas de Softlayer bare metal y reforzar la virtualización y el papel de plataforma de gerenciamiento de nube (Cloud Management Platform).

Si usted quiere una plataforma - OpenStack, CloudStack, vCloud Director, etc - en Softlayer, hay una manera fácil de instalar el software pero para actualizar, mantener, etc, usted tendrá que hacerlo por sí mismo o deberá contratar en IBM un agregado de servicios gerenciados. Si lo hace, usted no estará comprando un servicio IaaS en nube, sino que estará alquilando hardware y software y creando su propia nube privada.


IBM Softlayer tiene una fuerte propuesta de valor para ciertos casos de uso  pero que hoy es muy diferente de Google y de los otros proveedores de nube pública como AWS y Microsoft Azure. Ellos son necesariamente proveedores centrados en infraestructura.


Con relación a la estrategia de Google para Google Cloud Platform, percibimos un foco mayor en el concepto de permitir que otras organizaciones “funcionen como Google”, aprovechando las capacidades de tecnología interna altamente innovadoras de Google y ofreciéndose como servicios que otras empresas pueden comprar. Consecuentemente,   en el mercado laaS, está produciendo principalmente las capacidades existentes, en lugar de tener que crear estas capacidades partiendo de cero.


Google posee una amplia visión y gran experiencia en aplicaciones nativas de la nube. También tiene una noción fluida de las fronteras entre IaaS y PaaS, junto con el espectro de opciones de implantación de VMs para containers, que, con el tiempo, permitirá a los clientes elegir entre control y gerenciamiento automatizado.

Aunque muchos clientes elijan actualmente Google por su excelente valor de precio/desempeño y aprovisionamiento de VM excepcionalmente rápido, a lo largo del tiempo, Google se diferenciará por los recursos de plataforma y gerenciamiento y no por los precios.


¿Quiere saber más sobre estos proveedores, comparar precios y funciones? Acceda a nuestro sitio: https://tivit.com/es/cloud-solutions/

 

New call-to-action

Recibir noticias

Nova call to action
Nova call to action